close
Opinión

Un gabinete de esperanza para la administración de un destino turístico como Cartagena de Indias

Por Ernesto Matos. L

A diferencia del nuevo gabinete que administrará el departamento de Bolívar, con varios nombres que representan las viejas prácticas clientelistas y politiqueras de muchos que pasaron y no hicieron nada en sus cargos; el nuevo gabinete de la Administración del alcalde William Dau para Cartagena de Indias, con rostros y apellidos frescos poco trajinados en esa turbulenta historia política de los últimos años en la capital de Bolívar resultan sencillamente esperanzador para ciudadanos como yo que nacimos y queremos a este sufrido corralito de piedra.

Administrar uno de los destinos turísticos industriales de Colombia no es nada fácil, especialmente porque las inmensas divisas que ingresan por concepto de la llamada industria sin chimeneas y la pujante industria, portuaria y petroquímica parecen no llegar a los más pobres, a las zonas marginadas con quienes se mantienen una histórica deuda.

No hay derecho para que una de las ciudades que más le representa ingresos y divisas al país siga sumida en el caos administrativo y el abandono de sus gentes más necesitada viviendo en condiciones poco humana.

El momento es propicio para que cada uno de los miembros de ese nuevo gabinete, aparentemente poco contaminado por la politiquería y la corrupción se luzca. Una buena gestión en cada una de las secretarías se notará de inmediato; con la excepción de algunos entes que a pesar de las dificultades y los obstáculos sacaron algunas cosas adelantes.

La educación, la salud, la infraestructura; el mismo deportes que a pesar de los excelentes resultados alcanzados en los recientes Juegos Nacionales, siguen esperando una buena gestión que explote al máximo el potencial que tenemos y demuestre al resto de Colombia de que estamos hechos y de que somos capaces.

Solo nos resta esperar los primeros meses de esta nueva administración para observar cuanto de lo que se puede hacer no se está haciendo y darnos cuentas y concluir que todos los cartageneros no llevamos dentro el gen de la corrupción y que somos capaces de administrar esta maravilla de ciudad que el destino nos dio ara disfrute de todos sin diferencia de clases ni color.

Tags : Cartagena de Indias
Show Buttons
Hide Buttons