close
Opinión

A través de los Hostales, Cartageneros buscan arañar torta del turismo que llega a la ciudad

Por: Ernesto Matos Lidueñas

Tal parece, que con el desbordamiento de la instalación de nuevos hostales fuera del perímetro del Centro Histórico de la capital de Bolívar, los cartageneros, y alguno que otros nacionales que llegan a esta ciudad estuvieran rompiendo las cadenas que durante mucho tiempo los mantuvieron al margen del disfrute de la gran torra del turismo nacional e internacional que llega a Cartagena de Indias.

Fueron varios los estudios que se hicieron y que arrojaron como resultado el sentimiento de marginalidad de los cartageneros que veían como ante el resto del país y el mundo la denominada industria sin chimeneas arrojaba en cada temporada utilidades de miles de dólares que se quedaban en los bolsillos de unos pocos, a pesar de la sensación que daban las noticias de irrigarse estos dineros en toda la ciudad.

Fueron muchos, pero muchísimos años durante los cuales, ante la mirada y actitud arrogante de algunos dirigentes o voceros del turismo local esta dinámica económica parecía desarrollarse en beneficio de sólo algunos grupos familiares que parecían predestinados a quedarse con la mejor parte de este negocio.

Aquellos tiempos en que las dos o tres temporadas de turismo al año solo dejaban resultados positivos a algunos pocos parece cosa del pasado. Hoy cuando la ciudad vive recibiendo permanentemente a turistas, no sólo de toda Colombia sino de todo el mundo, los cartageneros del común que permanecían fuera de esta o torta, y que sólo tenían como alternativa someterse a la explotación en hoteles, guías de turismo,ventas informales y restaurantes, parecen haber encontrado en el servicio de hostales u hospedaje una manera de arañar algo más de ese “pastel” para mejorar su calidad de vida.

Ya los hostales no sólo se encuentran en el centro histórico. Getsemaní,Torices, Paseo de Bolívar,Manga y últimamente Canapote, en donde ya algunos de estos pequeños empresarios se han visto presionados por otros grupos económicos que los miran con un poco de recelo,son sectores que hoy hacen parte de la oferta de alojamiento que tiene ese turismo que llega a Cartagena de Indias en busca de otro ambiente menos refinado y formal que les permita experimentar el verdadero ambiente de barrio en esta capital.

Aunque el asunto tal parece habérsele salido un poco a las autoridades,especialmente por la aparición de auténticos parapetos como edificaciones para albergar a estos hostales, la actividad da la oportunidad a muchos cartageneros de ganarse unos pesos más para tener mejor a sus familias; sino para hacer algo de lo que mejor saben hacer…. Ser buenos anfitriones pero en esta ocasión recibiendo a cambio un poco más de lo que recibirían a través de intermediarios en una ciudad que sigue siendo excluyente y en donde todavía encontramos mentes que siguen pensando que algunos seres humanos nacen para servir y ser pobres toda la vida.

Tags : Cartagena de Indiasturistas
Show Buttons
Hide Buttons