close
Opinión

Posesiones y expectativas en Cartagena de Indias y Bolívar

Por Eduardo García Martínez

El próximo miércoles 1 de enero toman posesión de sus cargos como alcalde de Cartagena de Indias y gobernador de Bolívar los dirigentes William Dau Chamat y Vicente Blel Scaff, respectivamente, en medio de creciente expectativa por lo que serán sus gobiernos.

Dau Chamat lo hará en la Vía Perimetral, entre la Ciénaga de la Virgen y una de las zonas más vulnerables de la ciudad donde viven decenas de miles de cartageneros pobres, mientras Blel Scaff tomará juramento ante la Asamblea Departamental reunida en el barrio Manga y luego ofrecerá un discurso en el edificio de la Gobernación de Bolívar localizado en jurisdicción  de Turbaco. El nuevo alcalde ha nombrado ya a la mayoría de sus inmediatos colaboradores presentándolos personalmente  través de las redes sociales en tanto el gobernador los dará a conocer el día en que asuma las riendas departamentales.
Dau, de 67 años, triunfó en las elecciones del 27 de octubre contra todo pronóstico con una votación de más de 110 mil votos derrotando a su más caracterizado rival William García Tirado, a quien señalaba de estar apoyado por las maquinarias políticas de Cartagena y Bolívar. Su lema de lucha contra la corrupción caló entre los votantes cartageneros, quienes también mostraron su rechazo a los políticos tradicionales depositando en las urnas más de 50 mil votos en blanco. Sin experiencia política pero activo veedor ciudadano desde hace dos décadas, vivió exiliado por muchos años en Estados Unidos desde donde continuó ejerciendo su labor de fiscalizador de la cosa pública y las actividades privadas. Llama a los corruptos “malandrines” y se ha comprometido a rescatar la ciudad de las prácticas politiqueras para sanear las finanzas y encaminar a Cartagena de Indias hacia el crecimiento con equidad, combatiendo la pobreza y la miseria y generando posibilidades de empleo para los ciudadanos más necesitados.

Bell Scaff, de 34 años,  no tuvo rival y se puede explicar en la actividad política de su padre, Vicente Blel Saad, quién fue senador y conoce al dedillo los vericuetos de las alianzas y la forma de acumular votos. Poco antes de las elecciones se filtraron unos audios que comprometieron a Blel padre en presuntas actividades de corrupción en la contratación de obras en Bolívar pero el delfín se desmarcó  y argumentó que no era responsable de las actividades de su padre, quién también se defendió de los señalamientos. Blel Saad fue condenado a siete años de prisión cuando era senador por paramilitarismo. Su hija Nadia, senadora por el partido conservador, logró convertir en Ley de la República la prohibición de la exploración, explotación y uso del asbesto en Colombia.
El nuevo mandatario conservador, quién recibió apoyado en la campaña electoral de los partidos de la U, ASI, Centro Democrático y liberal, fue diputado con solo 18 años y tres veces concejal de Cartagena. Pese a su corta edad conoce el mundillo de la política a cabalidad. Se ha comprometido a gobernar para combatir la pobreza y la delincuencia, apoyar el campesinado y convertir a Bolívar en un departamento líder en el país. (Foto cortesía Semana).

Tags : Cartagena de Indias
Show Buttons
Hide Buttons