close
Opinión

Peajes, paro camionero y competitividad en Cartagena de Indias

Por: Ernesto Matos Lidueñas 

En mi opinión muy personal, el asunto de los peajes y el paro camionero tienen unas repercusiones y unos efectos mucho más de fondo de los que aparentemente tienen para el futuro económico y social no sólo de la ciudad de Cartagena de Indias sino de todo el departamento; a parte de las repercusiones a nivel nacional en materia de competitividad.

El último informe de competitividad realizado por la Universidad del Rosario y el Consejo Privado de Competitividad, IDC 2020-2021, aunque en este se tuvieron en cuenta cuatro factores de análisis(condiciones habilitantes, capital humanoeficiencia de los mercados ecosistema innovador), 13 pilares (instituciones, infraestructura y equipamiento, adopción TIC, sostenibilidad ambiental, salud, educación básica y media, educación superior y formación para el trabajo, entorno para los negocios, mercado laboral, sistema financiero, tamaño del mercado, sofisticación y diversificación e innovación y dinámica empresarial) y 103 indicadores más dentro del cual seguramente se encuentra el de la movilidad tanto en el departamento como en las ciudades capitales; con este paro camionero y el caos vehicular vemos claramente que aún Cartagena no registra alguna garantía en esta materia para los futuros inversionistas.

Resultados generales

En este informe, las primeras cinco posiciones del IDC 2020-2021 las ocupan Bogotá, D.C., Antioquia, Valle del Cauca, Santander y Risaralda (Gráfica 1). Bogotá, D.C. incrementa marginalmente su puntaje frente al año anterior y alcanza una calificación de 8,3 sobre 10. Antioquia mantiene su posición respecto al año anterior y obtiene un puntaje de 6,8. 
El departamento de Valle del Cauca se ubica en el tercer puesto de la medición seguido por Santander, con puntajes muy cercanos (6,361 y 6,359 sobre 10, respectivamente). Finalmente, Risaralda es el quinto departamento más competitivo del país, con una puntuación de 6,34. De otro lado, las últimas posiciones de la medición son ocupadas por Vaupés (3,3 y puesto 29), Amazonas (3,1 y puesto 30), Chocó (2,9 y puesto 31), Guainía (2,7 y puesto 32) y Vichada (2,5 y puesto 33).


Frente a la medición anterior se destaca el avance de tres posiciones para Vaupés y de dos posiciones para Huila y Cauca. Adicionalmente, mejoran una posición los departamentos de Valle del Cauca, Risaralda, Bolívar, Tolima, Meta, Casanare y La Guajira. A su vez, Santander, Atlántico, Norte de Santander, Magdalena, Nariño, Cesar, Córdoba, Putumayo, Amazonas, Chocó y Guainía pierden una posición. Finalmente, el Archipiélago de San Andrés es el departamento que más posiciones disminuye, retrocediendo tres puestos respecto a 2019.
De verdad da un poco de tristeza ver en estos estudios como una ciudad como Cartagena de Indias aún no ocupa una posición privilegiada como podría alcanzarlo.
Para mi, el canibalismo politiquero y el distanciamiento entre lo público y lo privado, quizá producto de la incapacidad de una dirigencia han venido metiendo a la ciudad en una situación como la que hoy vive; dando así ventajas competitiva a otras ciudades con menos potenciales para ello como si lo tenemos nosotros.
Hoy no en lo público no en lo privado se observan líderes que puedan contribuir a cierre de esta brecha que nos podría llevar al caos total o a un desarrollo social y económico a partir de la llegada de nuevos inversionistas que generen oportunidades de negocios, más empleos, mejores sueldos y una mejor calidad de vida para sus habitantes que les permita el acceso a una mejor educación y oportunidades que incidan en la disminución de los dramáticos indicadores de inseguridad que hoy vivimos.
Considero que ya hoy es un tanto tarde darse cuenta que esos peajes dentro de la ciudad no sumaba en materia de competitividad o bienestar para los habitantes de esta capital; y por el contrario, podríamos pensar que desde un principio tanto públicos como privados se hubiesen sentado en la misma mesa para aprobar estas obras dentro de una planeación de ciudad al futuro dejando un lado el favorecimiento  unos caciques de la política o grupos económicos.
Por el momento creemos que hay que actuar. No podemos dejar que esta situación no se convierta en una especie de puntilla que se le sume a los indicadores negativos que ya ha dejado la pandemia del Covid-19 en la economía local, especialmente a la población, al turismo y a la misma urbe y departamento en general.

No podemos permitir que las actividades que hasta hace algunos días nos mostraban como una de las ciudades con menos desempleo se vean afectada por este tipo de desacuerdos y por el contrario se busque una salida rápida al asunto y se mire con mucha más seriedad la planeación el futuro de esta ciudad que a través de toda la historia, desde el mismo momento en que la descubrieron los españoles está a ser llamada a ser protagonista de gran nivel no sólo en Colombia sino a nivel Latinoamericano y mundial. (foto: El Universal)

Show Buttons
Hide Buttons