close
Opinión

OFICIO PERIODÍSTICO

Por: Eduardo García Martínez

Colombia se encamina hacia otra jornada electoral en 2022. El papel de los medios de comunicación y los periodistas en este proceso es de mucha importancia en términos de política y democracia. Es bueno entonces preguntarse: ¿Hacia dónde se encaminan los intereses de medios y periodistas cuando informan de política? ¿Hacia el poder o la sociedad? Con frecuencia se mantienen relaciones demasiado estrechas con el poder, y al hacerlo, periodistas y medios pueden desvirtuar su inalienable misión de informar de manera veraz e independiente.

Cuando esto ocurre, el periodismo entra en el campo minado de la credibilidad, concepto básico para quienes tienen como sustento fundamental la opinión pública. Cuando la ciudadanía se siente ofendida por la información acomodada o mendaz, suele castigar al medio y a los periodistas responsables con críticas severas. Con la credibilidad menguada o sin ella, se pierde audiencia y se gana en rechazo colectivo.El periodismo debe estar lo mas alejado posible de los centros de poder y lo más  cercano a los intereses de la comunidad. Solo así podrá informar con independencia sobre el accionar de políticos, gobernantes, empresarios y el acontecer de la sociedad.

Colombia vive en la actualidad una realidad bastante compleja en cuanto a la tenencia de medios de comunicación. La mayoría de los grandes medios está en poder de los conglomerados económicos, lo que dificulta la información veraz cuando se tocan sus intereses, que están por todos lados.

Cuando los centros de poder gravitan al interior de los medios, el ejercicio periodístico se complica al extremo. La esencia definitiva de los medios y los periodistas es es la búsqueda de la verdad. Su compromiso es informar de forma independiente, desligados de los centros de poder y privilegiando siempre los sagrados derechos de la ciudadanía a estar bien informada. Ahora, cuando las nuevas tecnologías y las redes sociales arrinconan a los grandes medios, sería bueno un meaculpa que los reencamine por los lados del apaciguamiento y les baje los humos del endiosamiento informativo.
Los medios y los periodistas sin ética e independencia, navegan en un caldeado mar de intereses que afectan el accionar para buscar la verdad, fundamento cumbre del ejercicio periodístico.

El ambiente del proceso electoral del año entrante se advierte caldeado y en ese escenario el papel de los medios es fundamental para que el debate sea transparente, esté alejado del apasionamiento desmedido que genera transfiguraciones perversas, y contrarreste el accionar de quienes han hecho de la política un negocio alejado del bien común

Show Buttons
Hide Buttons