El parque de Bolivar sigue sin dolientes y con sus fuentes silentes

por | Ene 29, 2021 | Actualidad, Opinión

Comparte!

Por Eduardo García Martínez

Los parques buscan padrinos

El parque de Bolívar es el pulmón del Centro Histórico de Cartagena. Construido sobre la que fue Plaza Mayor de la ciudad, rinde homenaje al Libertador Simón Bolívar quien escribio aquí su famoso Manifiesto de 1812, encaminado a lograr la libertad de la Nueva Granada y Venezuela, entonces bajo el imperio de España.

La iniciativa de construir un parque en ese lugar tan emblematico, donde se hacían corralejas de toros, fue iniciativa de
Enrique L. Román, quien llegó en 1887 a la gobernación del departamento para reemplazar por licencia al titular José Manue Goenaga. El parque se inauguró el 24 de mayo de 1892 con verja perimetral en hierro colado, alumbrado público, puertas metálicas, sillas y cuatro fuentes de agua accionadas desde el interior del palacio de la Inquisición a través de un molino de viento, que le dieron un atractivo especial al lugar por su belleza y sonido refrescante.

La oposición inicial de algunos locales a reemplazar las corralejas por un parque, fue superada con la construcción de un foso taurino en la Serrezuela. Por décadas el parque ha sido escenario de charlas, disfrutes visuales de cartageneros y visitantes, lugar de reuniones apacibles, sitio de trabajo de emboladores, pintores, palenqueras vendedoras de dulces y frutas, refugio de pájaros cantores, mariamulatas y palomas.

Con la estatua ecuestre del Libertador en su centro, ha sufrido desde 1925 intervenciones diversas, siendo la más reciente entre 1999 y 2000, cuando se sometió a una recuperación integral que le devolvió todo su esplendor. El Concurso Nacional de Belleza se hizo cargo de su conservación y mantenimiento desde entonces, hasta hace unos cuatro años, cuando las fuentes se silenciaron de manera definitiva y el parque entró en franca decadencia. En 2015 el CNB presentó a la empresa Aguas de Cartagena un proyecto de intervención general del parque, del arquitecto Fidias Álvarez, pero no se concretó.

Hace algunos meses el gobernador de Bolivar, Vicente Blel Scaff, anunció que su gobierno se haría cargo de la recuperación del parque, pero hasta la fecha no se conoce una convocatoria de licitación pública para hacer las obras requeridas. A estas alturas, las fuentes siguen silentes y cada vez más deterioradas, mientras la ciudadanía no se explica por qué la alcaldía no se interesa por la suerte de este inigualable parque que, en criterio del periodista y escritor Germán Santamaría, es el lugar ideal para envejecer.

Responsabilidad de la alcaldía

Los parques, como espacios de disfrute público, están bajo la órbita de los gobiernos distritales o municipales que tienen la responsabilidad de cuidarlos y mantenerlos en buenas condiciones para el disfrute ciudadano.

Desde hace algún tiempo, la alcaldía de Cartagena escurrió el bulto de esa responsabilidad y echó mano de una figura llamativa que no siempre brinda buenos resultados: el apadrinamiento de los parques. A través de ella, empresas privadas, juntas de Acción Comunal y personas naturales o jurídicas, se encargan de cuidar y mantener parques localizados en diversas zonas de la ciudad, formalizando convenios con la alcaldía, a través de la oficina de Espacio Público y Movilidad.

Al día de hoy, son muy pocos los parques apadrinados y muchos los abandonados a su suerte, en perjuicio de las comunidades que se ven privadas de disfrutar de estos espacios de encuentro, solaz y diversión. La figura del apadrinamiento es válida cuando está bien respaldada y en manos de entidades o empresas responsables que garantizan cuidado y mantenimiento a los parques, pero la alcaldía no puede depender de ella y despreocuparse, como viene ocurriendo desde hace años, de su deber para con estos lugares que sirven para actividades culturales, artísticas y recreativas, y donde los ciudadanos pueden congregarse y los niños jugar y divertirse.

El estado actual de muchos parques de Cartagena es deplorable, advirtiéndose despreocupación para con ellos y la desesperanza de las comunidades que no entienden tanta indiferencia. Surge entonces una pregunta:

¿Cuenta o no el Distrito Historico y Cultural de Cartagena con un presupuesto para el cuidado y mantenimiento de los parques? Si lo hay, ¿a cuánto asciende? Si no lo hay, sería el colmo.

Indiasdigitaltravel.com buscó información en la Gerencia de Espacio Público y Movilidad, bajo la dirección de Adelfo Doria. A través de la funcionaria Xiomara Martínez se entregó el siguiente comunicado:

ADOPTA UN PARQUE Y CONTRIBUYE CON LA RECUPERACIÓN DE UN AIRE MÁS LIMPIO, ESPACIOS DE ESPARCIMIENTOS.

La estrategia de adopción está respaldada bajo el Comité de Parques y Zonas Verdes del Distrito, el cual se crea mediante el Acuerdo 010 del 16 de diciembre de 2013, en donde se tratan temas concernientes a los parques y zonas verdes, y se presentan las diferentes solicitudes de adopción, a partir de este acuerdo se plantea el plan de adopción.

Todas las solicitudes de adopción de parques son presentadas a través de este Comité, el cual es presidido por el Alcalde Mayor de Cartagena, William Dau Chamat, quien firma el convenio con el adoptante y a su vez, la Gerencia de Espacio Público actúa como la secretaría técnica y supervisa los procesos.

Las entidades que son miembros del Comité de Parques y Zonas Verdes son: Gerencia de Espacio Público y Movilidad, Secretaría de Planeación, Secretaría de Infraestructura, Dirección del EPA, IDER, Oficina Asesora de Servicios Públicos, Alcaldes Locales, Representante del Comité Intergremial, Representante de la Federación de Juntas de Acción comunal, Representantes de las asociaciones de Vecinos de Cartagena (FEDEVECINOS).

¿Cómo adoptar un parque?
Podrán adoptar tanto personas naturales como personas jurídicas, estos convenios de adopción tienen una duración de 2 años a partir de la firma del mismo. Las personas o entidades que se conviertan en adoptantes tienen por beneficios el descuento del 25% de la renta, con respecto a todas las inversiones que hayan realizado en el respectivo año gravable de la adopción, de acuerdo al artículo 103 de la Ley 1819 de 2016.

Documentación requerida

  • El adoptante debe presentar una solicitud formal donde manifieste su intención de adoptar determinado parque o zona verde. Debe anexar los siguientes documentos:
  • Manifestar por escrito cuál es su plan de intervención en el área solicitada en adopción.
  • Debe aportar certificado de existencia y representante.
  • Copia de la cédula del representante legal.
  • RUT.

La anterior información debe ser enviada mediante el correo institucional [email protected], único medio habilitado para la recepción de las solicitudes.

¿Cómo va el proyecto de apadrinaje de parques y zonas verdes a 2021?

La Gerencia de Espacio Público y Movilidad, realizó en el año 2020 tres Comités de Parques y Zonas Verdes en el Distrito de Cartagena, producto de este espacio se logró la aprobación de 17 solicitudes de las cuales ya se han firmado 15 convenios de adopción entre parques y zonas verdes de las tres localidades del Distrito.

En este nuevo año que inicia, hemos recibido tres nuevas solicitudes de adopción de parques en aras de contribuir desde nuestra misionalidad para el mejoramiento, el disfrute y el goce de estos espacios; continuamos en la búsqueda de nuevos posibles adoptantes de estos espacios que se encuentran dentro del inventario de las zonas verdes y parques del Distrito.

En el mes de marzo del año en curso, se realizará el primer Comité de Parques y Zonas Verdes, donde se presentará un informe técnico del seguimiento de las áreas que tienen convenios de adopción vigente, con el fin de evaluar el cumplimiento de los compromisos que adquieren los adoptantes con estas zonas, así mismo presentar las nuevas solicitudes para su posterior aprobación.

Publicaciones relacionadas

Show Buttons
Hide Buttons