close
Opinión

Cartagena de Indias, su turismo y futuro después del Covid -19

Por: Ernesto Matos Lidueñas

Según el Departamento Nacional de Estadística de Colombia – DANE, la actividad de alojamiento y hospedaje generaron 53 mil empleos en el último trimestre en Cartagena de Indias, uno de los principales destinos turísticos de este país.

Ello significa, que sin duda estamos ante uno de los sectores no sólo de mayor generación de empleos en la capital del departamento de Bolívar; sino también ante el mayor generador de divisas para nuestra ciudad y el país y por lo que este Gobierno nacional lo empezó a denominar el “Nuevo Petróleo”. 

Lo anterior también significa, que desde ya nuestra dirigencia debe estar trabajando a fondo sobre cuáles pueden ser las estrategias a implementar para enfrentar esta nueva realidad, este nuevo mundo que a transformado casi que a la fuerza la pandemia del coronavirus.

Seguramente aspectos como el de la confianza, basados en aspectos como la asepsia y una nueva promoción de la ciudad sin maquillajes, serán fundamentales para atraer un nuevo turismo que ya no solo exigirá seguridad representadas en las armas; sino una seguridad inspirada en la transparencia, la limpieza, la salud y la asepsia en una ciudad que realmente no la estaba brindando meses antes de explotar esta pandemia aunque se promocionara como un destino turístico sostenible.

La semana anterior, la Organización Mundial del Turismo _OMT creó el Comité Mundial de Crisis para el Turismo  como resultado de llamamiento de este organismo  para que los gobiernos – tanto nacionales como locales, «no se queden en palabras» y empiecen a tomar medidas decididas para salvaguardar los millones de puestos de trabajo amenazados como resultado de la pandemia de COVID-19.

 El Comité de Crisis fue convocado por la Organización Mundial del Turismo (OMT) en respuesta a la COVID-19. Siendo el turismo uno de los sectores económicos más duramente afectados, el organismo especializado de las Naciones Unidas para el turismo advierte también de las pérdidas en términos sociales y de desarrollo que pueden derivarse del impacto económico.

Recordando un poco los resultados de un estudio de percepción que se realizó durante el período en que la dirección turismo local estuvo en cabeza de Luis Ernesto Araujo,  y en donde se reflejaba como los cartageneros se sentían muy lejanos de los beneficios que dejaba esta actividad económica en ellos; considero que se debe aprovechar esta coyuntura para trabajar un esquema más incluyente, si se tiene en cuenta que para construir una propuesta más robusta, esta debe ser más incluyente en cuanto a todos los actores que bien tratados, pueden ser los mejores aliados.

Particularmente soy optimista en relación a la reactivación del turismo en Cartagena de Indias, especialmente por la gran dependencia que tiene esta ciudad y su recurso humano de esta industria. Soy optimista, siempre y cuando las personas que van a estar al frente de la nueva promoción de esta capital en un mundo que empezará a pensar y exigir diferente hayan aprendido de la experiencia que aún estamos viviendo con el Covid- 19.

Escuchando a uno y otro gobernante mundial, ministros y no ministros de nuestro país sobre el levantamiento o no de la cuarentena, la puesta en marcha o no de la misma; varios de ellos expresaron frases como sin salud en el recurso humano tampoco habría dinámica económica saludable. Ello nos da a entender, que en un futuro inmediato hay que pensar necesariamente en el bienestar de los trabajadores que son actores en cada una de las cadenas productivas.  

Cartagena es un destino con muchas más fortalezas que debilidades; pero es necesario ir pensando como frenamos la especulación con el turista, protegemos algunos paraísos como Isla del Rosario, Playa Blanca, erradicamos las pequeñas corrientes de aguas negras en el centro histórico, las letrinas publicas tanto en murallas como en el sector de la India Catalina y apostamos por un mejor estado de vida o bienestar para esas miles de familias que sobreviven en la pobreza en esta bella Cartagena repleta no sólo de contrastes visuales sino sociales.

  

   

Show Buttons
Hide Buttons