close
Opinión

A recuperar prestigio

 

Después de la salida a escobazos de María Claudia Páez Mallarino de la presidencia ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena, debido a su estrambótico manejo de esta prestigiosa entidad, su junta directiva está en la obligación de enderezar el rumbo para recuperar el prestigio perdido durante los últimos años.

La junta directiva está también en Mora de aclarar si algunos de sus miembros gozaron de privilegios no permitidos pero avalados por la señora Páez Mallarino, como los de utilizar pasajes aéreos pagados por la CCC para desplazarse al exterior.

La Cámara de Comercio de Cartagena debe sacudirse de la politiquería y los manejos torcidos que la cuestionada María Claudia Páez introdujo en ella durante los últimos cuatro años. No hacerlo es permitir que la corrupción y las malas mañas continúen horadando la entidad que tiene más de cien años de historia, así como echar por la borda la filosofía de sus padres fundadores y de su orientador histórico, el pensador y promotor de la cultura empresarial de Cartagena José Ignacio de Pombo.

Show Buttons
Hide Buttons